La India y su pasión por el color

Poco importa si has viajado a la India o no. Su indisociable vínculo con el color se ha convertido en una suerte de postal icónica, conocida por todos. Una idiosincrasia que se manifiesta en todas sus expresiones y que fascina por su extraordinaria fuerza visual.

Más allá del placer estético que proporciona toparte con la ciudad rajastaní de Jodhpur, teñida de azul, o con las coloridas fachadas de Jaipur, ‘la ciudad rosa’, ¿te has preguntado alguna vez qué significado tiene el color en la cultura india?

Relacionado con las clases guerreras y la realeza, el rojo es el color de la riqueza, la pasión pero también de la pureza. Cualidades, estas dos últimas, por las que las novias se visten el día de su boda de rojo brillante. En los templos hindúes, esta enérgica tonalidad se traduce en las pulseras que te conceden tras la ofrenda (“puja”) así como el polvo que colorea las estatuas de muchas divinidades hindúes o el punto que lucen las mujeres casadas en la zona del entrecejo.

Tal vez hayas visto alguna vez la imagen de la deidad Krishna, con la piel de color azul o a Shiva. Junto a Rama, representado con el mismo tono, son tres de las divinidades hindúes más veneradas. Valentía, determinación y la destreza de lidiar con situaciones difíciles son algunas de las facultades que atribuye el hinduismo. En la medicina tradicional de la India, el azul también se asocia con el quinto chakra, situado en la garganta.

Lo llevan tanto las viudas en señal de luto como los brahmanes, los líderes espirituales. El color blanco simboliza la renuncia de quienes adoptan una vida contemplativa. La razón de su significado se remonta a tiempos pasados en los que se consideraba que cualquier otro color era impuro.

Con una representación menos habitual se encuentra el verde. El color del Islam y, junto al blanco y el azafrán, el de la bandera de la India. Con frecuencia, está conectado con la tierra. Algunas joyas arquitectónicas como el City Palace de Jaipur, decoran con este color una de sus emblemáticas puertas.

La cúrcuma, el azafrán, las guirnaldas de caléndulas… El color naranja, en último lugar y enlazado con la pureza, tiene una fuerte presencia mires por donde mires. Los hombres sagrados y los ascetas lo exhiben en turbantes y vestimentas, como muestra de su abstinencia de los placeres mundanos y la constante búsqueda de la iluminación.

¿Conocías el simbolismo que acompaña a estos cinco colores en la cultura hindú?

Imágenes: Patricia Car, Alfred Pleyer, David Gabis, Pinterest, Pinterest, Victoria Lautman, Pinterest, Pinterest y Kangan Arora.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

4 comentarios
  • Es increíble la India. He de reconocer que mi primer viaje allí con mi exmarido fue un poco por seguirle la gracia a él, pero me enamoró. Me encanta la fotografía y mis mejores fotos son de allí. Los colores que surgen de cualquier lado allí son increibles e inigualables

  • Sin duda la india es un lugar hermoso, con mucho que descubrir, tuve la oportunidad de viajar ahí el año pasado y lo disfrute mucho, ver esos colores me hizo regresar en el tiempo y sentirme de vuelta, hermoso lugar

  • Sí, no importa las veces que uno haya viajado a la India, siempre sorprende con su belleza y singularidad. ¡Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.