Chakras: qué son y cómo activarlos

Quien más y quien menos ha oído hablar alguna vez de los chakras. Esos 7 puntos de energía que el hinduismo reparte en nuestro organismo desde el coxis hasta la coronilla y vincula a determinados aspectos físicos y emocionales.

Si bien su conocimiento pasa por una comprensión profunda, las siguientes líneas tienen por objetivo ofrecer una aproximación a su significado y a los métodos que permiten que los chakras se mantengan abiertos y armonizados. Su papel cobra mayor importancia si tenemos en cuenta la plenitud y el bienestar que trae consigo su equilibrio.

La clave para asimilar dónde se concentran estos puntos energéticos está en intentar visualizarlos en tu cuerpo. Para ello, te recomiendo que te sientes en el suelo con las piernas cruzadas y la espalda recta, como si fueras a meditar.

El primer chakra, conocido como raíz (muladhara en sánscrito), está ubicado en la base de la columna vertebral. De ahí el nombre. El sentido de la seguridad, la supervivencia y el instinto son las principales cuestiones asociadas, y el miedo, la razón habitual de su bloqueo.

El siguiente centro de energía se encuentra por debajo del abdomen. Recibe el nombre de sacro (svadhisthana) y se relaciona con las emociones, la sexualidad y la creatividad. Por su parte, el tercer chakra, llamado plexo solar (manipura) se sitúa en el estómago. A nivel espiritual, conecta con la fuerza de voluntad, la disciplina y, por tanto, el poder personal.

En el ecuador de este recorrido energético, está el chakra corazón (anahata). Por su posición en el centro del pecho, se relaciona con el amor en el sentido amplio de la palabra por lo que la pena es el obstáculo habitual que impide que fluya.

El último sector comprende al quinto, sexto y séptimo chakras. Siguiendo este orden, se sitúa el chakra de la garganta (vishuddha), órgano que conecta con la comunicación y la sabiduría. El tercer ojo (ajna) ocupa el número seis y se ubica a la altura del entrecejo. Integra la percepción así como la intuición y la capacidad de visualizar. Finalmente, la coronilla representa al séptimo chakra (sahasrara) en conexión con el pensamiento y se localiza en la parte de arriba de la cabeza.

Mantener equilibrados la totalidad de los chakras requiere de una plena conciencia de nuestro cuerpo y mente. Una condición que con la prisa como estilo de vida que tenemos, parece casi una utopía. La meditación, el uso de gemas, incienso o aromaterapia, así como el yoga o el reiki son algunas de las medidas que disponemos para ajustar los desequilibrios energéticos. Diferentes caminos al alcance de todos con un mismo propósito: activar los chakras y equilibrar nuestro bienestar.

Imágenes: Tumblr, Ashley Poskin, Austin NeillAshley Poskin, Sapta Chakra, Apartmentf15, Sowat, Witch Cottage y Pinterest.


Encuentra tu bienestardivisor_2

Encuentra tu bienestarTodo aquello que te rodea influye en cómo te sientes. Queremos demostrarte que con pequeños cambios en tus rutinas puedes comenzar a mejorar tu situación.

Recibe en tu correo el Mapa Bagua de Mi casa es Feng con las guías básicas y un descuento para la shop del -30%.

¿Quieres recibir el Mapa Bagua descargable y un cupón descuento del -30%?

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.