Historia de un icono: el turbante indio

Te propongo un pequeño ejercicio. Antes de que continúes leyendo, cierra los ojos e intenta imaginarte que estás en la India. Tanto si has tenido la oportunidad de conocerla como si no, es probable que alguna de las imágenes que se te vengan a la cabeza sea, precisamente, la de un hombre o varios luciendo el característico turbante indio.

Y es que se podría decir que, junto al curry, los saris o las vacas sagradas (por citar sólo algunos), el turbante indio forma parte inseparable de esa representación visual que se ha conformado alrededor de su cultura. Un complemento convertido en icono que en sánscrito se conoce por el nombre de “pagri” o “safa”.

Como casi cualquier aspecto cultural de la India, para entender la importancia del turbante indio conviene realizar un zoom out y coger cierta perspectiva. Sólo así conseguiremos aproximarnos a este elemento del que existen una gran variedad de formas, tamaños y colores. Para que te empieces a hacer una idea, su longitud suele ser de unos cinco metros aunque puede llegar a medir hasta nueve metros.

A estas diferencias que se mueven en el plano visual hay que sumarles el significado e historia que hay detrás de cada una de estas variantes. En este sentido, sólo con verlo se puede deducir a qué casta se pertenece, como también la religión o credo que se profesa y hasta incluso la procedencia geográfica.

Es el caso del estado de Rajastán, en el norte del país, donde el turbante se define por su característico estampado geométrico y tonos de color rojo, amarillo, verde y blanco. Los pastores, por su parte, suelen lucir turbantes de un intenso color rojo, magistralmente captado por la lente del fotógrafo Steve McCurry. Comunidades tribales como los Bishnois, en el desierto del Thar, suelen decantarse por el color blanco mientras que los sikhs, más que por su variedad cromática, los reconocerás por su terminación en punta.

Si bien el turbante indio cuenta a sus espaldas con un largo recorrido que se remonta a miles de años atrás, su popularidad no ha mermado. En ciudades como en zonas rurales, no hay estampa ni escena cotidiana en la que no tenga una presencia destacada.   

Imágenes: Takayuki Y, Ali Alsumayin, Henrik Ladegaard-Pedersen, Sarang Zargar, Alessandro Baraldi, Barabeke, Carlos Valades y Roberto Pazzi.

Saca tu lado más bohodivisor_2

Saca tu lado más bohoNo hay ocasión en la que sobren y combinándolos bien puedes lograr looks totalmente diferentes. Hablamos de los complementos, aliados imprescindibles para dar el toque final a tu outfit boho: un fular de seda, un bolso banjara, pendientes, anillos… ¡No salgas de casa sin ellos!

Para que no falten complementos en tu look, suscríbete y recibe en tu correo un cupón descuento para la shop del -30% a partir de la segunda unidad en nuestra línea de accesorios.


Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.