La India del Taj Mahal

En un país cuyo retrato habitual es el de un subcontinente (con todo lo que supone), hay un símbolo convertido en icono que se erige por encima de cualquier otro monumento, tópico o peculiaridad: el Taj Mahal.

Han pasado cuatro siglos desde que se finalizara su construcción en 1653, después de veintidós años y todavía hoy sigue despertando la admiración hacia lo que el propio escritor indio Tagore describió como “una lágrima en la mejilla del tiempo”. La lágrima del príncipe Shah Jahan por la pérdida de su mujer, Arjumand Banu, mientras daba a luz a su decimocuarto hijo.

Por sus majestuosas proporciones que invitan a mirar una y otra vez sin descanso, impresiona imaginar el extenuante trabajo que supuso crear este homenaje al amor eterno. Y es que toneladas de mármol procedentes de las canteras de la región de Rajastán, a 350 kilómetros, junto a un buen número de piedras preciosas traídas de Arabia, Sri Lanka, China, Yemen o el Tíbet fueron empleadas hasta dar forma al mausoleo de Agra.

Para comprender y llegar a asimilar tanta belleza hacen falta varios días. Sobre todo porque la primera reacción al ver cara a cara el Taj Mahal es de incredulidad, mientras sientes cómo el cuerpo se paraliza y hasta la respiración se entrecorta. Para cuando recobras el aliento no quieres ni parpadear y hasta te pellizcas para comprobar si lo que ven tus ojos no es fruto de una ensoñación.

Y así, sin saber muy bien cómo y sorteando a otros admiradores que como tú no quieren perderse esta maravilla del mundo, te encuentras recorriendo sin descanso esta extraordinaria obra de arquitectura que es el Taj Mahal. Esforzándote por no perder detalle de ninguno de sus ángulos ni rincones y dejándote conquistar por el más bello monumento que el hombre ha construido por amor.

Imágenes: Rich Stapleton.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.