A orillas del río Ganges

Así transcurre la vida (y la muerte) en Varanasi. Una ciudad marcada por la madre de todos los ríos, el Ganges, cuyas aguas sagradas han hecho de este lugar la capital espiritual del hinduismo. Y es que decir que Benarés es hindú hasta la médula sería quedarnos cortos.

Sólo hay que acercarse hasta los más de cien ghats (escalinatas) que descienden hasta las aguas del Ganges para convencerse de ello, no sin antes haber pestañeado unas cuantas veces. A ser posible desde muy temprano y a bordo de alguna de sus barcas, siendo testigo de su propio latido y, de paso, de los imponentes templos y palacios abandonados que se suceden a lo alto.

Lo más asombroso es que su latido apenas ha variado y eso que cuenta con más de tres mil años de antigüedad. Ya lo apuntaba el escritor Mark Twain: “Benarés es más antigua que la Historia, más antigua que las tradiciones, más vieja incluso que las leyendas, y parece el doble de antigua que todas juntas”. ¡Ahí es nada!

Peregrinos, santones y devotos locales de todas las edades conforman el especial elenco que cada día, entre coladas, abluciones matutinas y cremaciones, sigue alimentando la cualidad excepcional que reúne Varanasi. Animados por la creencia espiritual de que aquí, bañados por las aguas de la diosa Ganga, disiparán sus pecados y se liberarán (al fin) del eterno ciclo de la muerte y la reencarnación.

No importa si viajaste a ella en otra década o si tienes pensado hacerlo algún día, la liturgia, a orillas del Ganges, permanece ajena al paso del tiempo. No importa, tampoco, cuánto hayas leído o cuánto te hayas imaginado. Los sentidos y el alma se verán sacudidos por un lugar, místico y mágico a partes iguales, que sólo podría existir en la India.

Imágenes: Andrew Jacona y Elise Hanna.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.