Capas y más capas en una casa de estilo bohemio

Quien no arriesga, no gana. Una apuesta que en el mundo de la decoración no siempre sale bien pero que cuando se hace con sentido y buen gusto, el resultado es de lo más interesante. Como esta casa de estilo bohemio atiborrada de objetos y textiles, cuya mezcla consigue crear un espacio único y acogedor.

Por la cantidad de piezas que cubren cada rincón de paredes y suelos, da la impresión de estar en una suerte de gabinete de curiosidades, en el que cada elemento por separado parece contar una historia personal y al mismo tiempo formar parte de un todo muy especial al que tampoco le falta el toque natural que aporta decorar con plantas.

Viendo sólo el salón se aprecia la libertad con la que sus propietarios, Kristin Peters y Corey McLaughlin, han decorado todas las estancias desde que adquirieran la vivienda en Oakland (California) hace ya más de diez años. Libertad que han aplicado en colores, artesanía, piezas vintage y texturas en forma de cojines, alfombras estampadas superpuestas, tapices y telas por doquier.

Un layering (no apto para minimalistas) que como decíamos al principio, no es fácil de manejar pero que en esta casa de estilo bohemio encuentra el equilibrio perfecto entre un punto de osadía y coherencia (sin caer en el horror vacui), y trae consigo un ambiente relajado y de confort que nos ha cautivado.  

Imágenes: Esteban Cortez vía Apartment Therapy.  

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.