Un porche bohemio reformado para disfrutar

Estrés, ahí te quedas. Es lo que debieron pensar Laura Mazurek (alma mater de Bohemian Collective) y su marido al terminar de reformar este maravilloso porche bohemio al que no nos importaría teletransportarnos ya mismo.

Está decorado con tantos detalles artesanales y tesoros vintage, y desprende una magia única que merece sin duda un post al completo en esta sección en la que, como sabes, solemos recorrer sobre todo interiores por los que sentimos un flechazo inmediato. Y esto es precisamente lo que sentimos al encontrarlo y cada vez que volvemos a deleitarnos con estas imágenes.

Más que un porche al uso (ya te habrás dado cuenta que no es como los demás), parece un salón de exterior, acogedor, cómodo y conectado con la naturaleza. En concreto, con las flores silvestres y robles que rodean a esta casa situada a las afueras de la pequeña ciudad de Bandera (en Texas).

Si bien es la madera la que da forma a toda la estructura, son los textiles bañados por el color y los estampados, y los materiales naturales los que constituyen el hilo conductor de toda la decoración. Y los que consiguen, además, que todo el conjunto se perciba como la perfecta terraza chill-out de invierno.

Un paraíso privado que cuenta con piezas tan especiales como el torán de la India que enmarca la ventana, el sillón Peacock de ratán (todo un icono boho-chic) y hasta un tipi de macramé. Las plantas (no hay rincón que no embellezcan) completan este porche bohemio que invita a pasar las horas con un único objetivo: ¡disfrutar!

Imágenes: Laura Mazurek.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.