Claves para entender por qué las vacas son sagradas en la India

Tanto si has viajado al subcontinente indio como si no, es muy probable que te hayas preguntado la clásica duda que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿por qué las vacas son sagradas en la India? Podría decirse que junto a iconos como el Taj Mahal, Gandhi y otros rasgos culturales como Bollywood, forma parte inseparable del imaginario popular del país.

Es más, nos atreveríamos a afirmar que es de las cosas que más llaman nuestra atención cuando aterrizamos por primera vez en el gigante hindú. En zonas rurales, como es normal, pero también en la costa y ciudades como la capital, Delhi, es muy frecuente tropezar con ellas por la calle junto al resto de peatones, en los mercados o verlas recostadas en medio de la carretera, por si el tráfico no fuera ya de por sí caótico.

Pero… ¿de dónde salen?, ¿no tienen dueño?, pensarás. La realidad, como la mayoría de cuestiones que conforman la idiosincrasia del país, no tiene una respuesta sencilla. Y es que para entender por qué las vacas son sagradas en la India, debemos sumergirnos no sólo en la religión hindú, donde la vaca ocupa la cúspide de la jerarquía animal, simboliza la Madre Tierra y aparece en muchos mitos (para un hindú, comerla sería equiparable al canibalismo), sino en la propia utilidad que han proporcionado y proporcionan desde un punto de vista económico.

Leche, yogur, mantequilla por un lado (esenciales en la dieta india) y orina (por sus propiedades antisépticas) y estiércol (sirve de combustible y abono), por otro, constituyen los cinco productos estrella por los que este animal tiene este trato preferencial. Dada la importancia que siguen teniendo estos elementos en un país fundamentalmente agrícola, es comprensible que (aparte del lado espiritual del asunto) se las veneren o que hayan leyes en algunos estados en las que esté prohibido matarlas. ¡Sería como acabar con la gallina de los huevos de oro!

Por cierto, y ahora que ya conoces por qué las vacas son sagradas en la India, un último apunte: son muy mansas por lo que si coincides con ellas (es inevitable) no tengas miedo. Aunque a veces levanten bruscamente la cabeza y puedan llegar a golpear, raramente embisten. Si aún así prefieres prevenir, el escritor Álvaro Enterría (autor del libro La India por dentro) recomienda poner una mano cerca de sus ojos para evitar que nos embista. ¡Háznoslo saber en los comentarios si lo pruebas y funciona!

Imágenes: Secretos de India, Marc Guitard, Manohar Auroville, Bridgette Bubble, Anne y Deirdren.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.