El Holi de las viudas de Vrindavan

Una vida de mendicidad y abnegación de cualquier placer o derecho terrenal, la pérdida de estatus social y el eterno destierro de la sociedad. Esto es lo que le espera a toda mujer india que enviuda… Una desdicha que, por fortuna, empieza a cuestionarse gracias a iniciativas como la promovida por la ONG Sulabh International, que desde 2013 ha conseguido que centenares de viudas de Vrindavan participen en festividades tan importantes (y hasta entonces vetadas) como el Holi.

Sólo la localidad de Vrindavan, considerada sagrada según el hinduismo (quienes mueren aquí se liberan del eterno ciclo de reencarnación), acoge a tal cantidad de mujeres que se han quedado sin marido que se la conoce como “la ciudad de las viudas”.

Vestidas de blanco (el color del luto en la India) y sin ningún ornamento, permanecen en duelo el resto de su vida y a merced de la limosna que consiguen por sus cantos en el templo. Hasta su sombra y no digamos ya su presencia en festividades se considera pájaro de mal agüero.

Dicho esto, que la ONG Sulabh International haya hecho hueco a la esperanza, logrando que las viudas de Vrindavan formen parte (aunque sea por un día) del festival más colorido del mundo, es para celebrarlo. Con pétalos de flores, pigmentos de vivas tonalidades y más.

Después de todo, el Holi no es sólo muy esperado y popular por su divertido estallido de colores, sino porque permite abrir un paréntesis entre las diferencias derivadas del sistema de castas.

Si ya la belleza de estas imágenes con las viudas de Vrindavan festejando el Holi habla por sí sola, acercar su historia de superación ante las tradiciones hinduistas más conservadoras es un cometido que no queríamos dejar pasar. ¡Feliz Holi!

Imágenes: Suvankar Sen, Harish Tyagi, Anindito Mukherjee, Adnan Abidi y Anindito Mukherjee.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.