Cosas que (quizás) no sabías sobre el significado de namasté

No hace falta practicar yoga, haber viajado a la India o hablar hindi para haber visto o incluso hecho el saludo tradicional y más común entre los indios. Es más, olvida por unos instantes el título del post y céntrate sólo en estas primeras palabras. Seguro que sin ni siquiera haberte mencionado nada acerca del significado de namasté, ya podrías deducir de qué estamos hablando.

La cuestión es, ¿te has parado alguna vez a pensar qué significa realmente esta palabra? Nos referimos no tanto a su sentido más corriente como forma de saludar y despedirse, sino a esos otros significados atribuidos que añaden profundidad al término y revelan su lado más espiritual y multifacético.

Empezando por su origen etimológico arraigado cómo no en el sánscrito, cuya raíz “namas” está relacionada con los conceptos de “reverencia”, “cortesía” y “adoración”, mientras que el sufijo “te”, completa la acepción desde su función como pronombre personal y que significa “a ti”. Explicado en palabras del escritor Álvaro Enterría  en su libro La India por dentro, sería algo así como “me inclino ante tu atma, tu alma”.

Sólo con este primer acercamiento ya se puede advertir la dimensión de profundo respeto y sinceridad que hay detrás del significado de namasté. Un gesto (o “mudra”) que va más allá de juntar las palmas de las manos en forma de rezo y a la altura del pecho con una ligera inclinación, y que está lleno de matices desde un punto de vista filosófico y espiritual.

Y es que el significado de namasté también puede ser interpretado desde la ausencia del ego y de las diferencias, en un acto genuino de humildad frente al otro, sin que interfieran o condicionen los roles sociales, los intereses o las ideas preconcebidas.

Otra de las creencias que lo hacen aún más especial es el sentido de que todos estamos hechos de la misma conciencia positiva, de cierta chispa divina. Entendiéndose por chispa divina nuestra esencia o alma, en la que al realizar este saludo estamos reconociendo y transmitiendo implícitamente este espíritu en el otro.

Por último, el significado de namasté enraiza con la idea de conexión y entrega que podemos enfatizar si en lugar de colocar las manos a la altura del chakra del corazón, las elevamos frente a la cabeza (justo delante del chakra del tercer ojo), en señal de máximo respeto.

Y tú, ¿conocías estas curiosidades?

Imágenes: Meritxell Mena, Yoraan Rafael Reuben y Voyager X.

Sobre el autor

Periodista y amante de la decoración, el interiorismo y los viajes, siempre en busca de ideas e inspiración. Especializada en marketing y comunicación, desde hace un tiempo me encontrarás en el Dpto. de Comunicación de Secretos de India.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.